martes, 24 de abril de 2007

¿ Por qué vuelan los insectos ?.




Desde hace más de 50 años esta pregunta desvela a los científicos, y dio lugar al "mito del abejorro", que se generó alrededor de 1930, cuando los físicos aplicaron al vuelo de los insectos las leyes que explican cómo se sustenta un avión en el aire. Según los cálculos, era imposible que el abejorro volara. Pero la realidad, a veces, puede jugarle una mala pasada a la ciencia.Sin embargo, un físico de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA acaba de resumir en una fórmula matemática la explicación de por qué los insectos no se estrellan contra el suelo cuando se proponen volar. El doctor Fernando Minotti, del Departamento de Física de la mencionada facultad, explica, en un artículo publicado en la prestigiosa revista Physical Review, qué fuerzas actúan sobre las alas de los insectos para lograr sustentación aun en los movimientos más osados, esos que no podría ni imaginar el piloto más experimentado.